La ‘vuelta al cole’ siempre ha sido traumática, nada mejor para superar el bajón de septiembre que nuestras nuevas birras en los grifos. ¡A catarlas!